domingo, 14 de junio de 2009

Italia


Italia

Repubblica Italiana
República Italiana

Bandera Escudo

Himno nacional: Il Canto degli Italiani



Capital
• Población
• Coordenadas

Roma
2.724.668 (2009)[1]
41°54′ N 12°29′ E


Ciudad más poblada Roma
Idiomas oficiales Italiano
Forma de gobierno República parlamentaria

Presidente
Giorgio Napolitano


Primer Ministro:
Silvio Berlusconi.



Unificación
• • Fecha
17 de marzo de 1861
Superficie
• Total
% agua
Fronteras Puesto 69º
301 338 km²
2,4%
1.932,2 km
Población
• Total
• Densidad Puesto 22º
60.054 106 Hab.(12.2008 istat)
198 hab/km²
PIB (nominal)
• Total (2007)
• PIB per cápita Puesto 7º
US$ 2,399.287 mil (2008)
US$ 40,449 (2008)
PIB (PPA)
• Total (2007)
• PIB per cápita Puesto 10º
€ 1.500.475 millones
€ 25.200 (2007)
IDH (2008) 0,945 (19º) – Alto
Moneda Euro2 3 (€, EUR)
Gentilicio Italiano, italiana
Huso horario
• en verano CET (UTC+1)
CEST (UTC+2)
Dominio Internet .it
Prefijo telefónico +39

Prefijo radiofónico IAA-IZZ
Código ISO 380 / ITA / IT
Miembro de: Unión Europea, OTAN, ONU, OCDE, OSCE, G-8, COE
1 El francés es cooficial en el Valle de Aosta, el catalán en Alguer , y el alemán en Tirol del Sur.
2 Antes de 2002, la lira italiana.
3 Excepto en Campione d'Italia que se usa el franco suizo.


Italia, oficialmente la República italiana (Repubblica Italiana en italiano), es un país de Europa que forma parte de la Unión Europea (UE).

Su territorio consiste principalmente en la Península Itálica y de dos grandes islas en el mar Mediterráneo: Sicilia y Cerdeña. Por el norte está bordeado por los Alpes, por donde limita con Francia, Suiza, Austria y Eslovenia. Los estados independientes de San Marino y Ciudad del Vaticano son enclaves dentro del territorio italiano. Italia forma parte del G8 o grupo de las ocho naciones más industrializadas del mundo. Situada en el corazón del antiguo Imperio Romano, está llena de tesoros que reconstruyen la historia de las bases de la civilización occidental.

Italia ha sido el hogar de muchas culturas europeas como los Etruscos y los Romanos y también fue la cuna del movimiento del Renacimiento, que comenzó en la región de Toscana y pronto se extendió por toda Europa. La capital de Italia, Roma, ha sido durante siglos el centro político y cultural de la civilización occidental, y también es la ciudad santa para la Iglesia Católica, pues dentro de la ciudad se encuentra el microestado del Vaticano.

Contenido-

1 Origen etimológico
2 Historia
3 Gobierno y política
3.1 Derechos humanos
4 Geografía
5 Ecología
6 Economía
7 Demografía
8 Cultura
8.1 Gastronomía
8.2 Literatura
8.3 Deportes
9 Referencias
10 Véase también
11 Enlaces externos



Origen etimológico-

La palabra Italia (del griego Italus Sevelorus) designaba en el siglo V a. C., según el historiador griego Antíoco de Siracusa, la parte meridional de la actual región italiana de Calabria —el antiguo Brucio—, habitada por los ítalos. Dos escritores griegos algo más recientes, Helánico y Timeo, relacionan el mismo nombre con la palabra indígena vitulus ('ternero'), cuyo significado explicaron por el hecho de ser Italia un país rico en ganado bovino. En el siglo I a. C., el toro, símbolo del pueblo Smanita sublevado contra Roma, es representado en la monedas emitidas por los insurrectos abatiendo a una loba, símbolo de Roma: la leyenda viteliú (de los ítalos) confirma que vinculaban el nombre de Italia con el ternero-toro. Por otra parte también es posible que los ítalos tomaran su nombre de un animal-totem, el ternero, que, en una primavera sagrada, los había guiado hasta los lugares en los que se asentaron definitivamente. Con el tiempo, el nombre se extendió por toda la Italia meridional para abarcar después toda la península. En el siglo II a. C., el historiógrafo griego Polibio llama Italia al territorio comprendido entre el estrecho de Mesina y los Apeninos septentrionales, aunque su contemporáneo Catón extiende el concepto territorial de Italia hasta el arco alpino. Sicilia, Cerdeña y Córcega no pasarán a formar parte de Italia hasta el siglo III d. C., como consecuencia de las reformas administrativas de Diocleciano, aunque sus estrechos lazos culturales con la península permiten considerarlas como parte integrante.

Otra teoría sostiene que la denominación «Italia» derivaría casi con toda seguridad de una colonia griega en el Brucio (actual Calabria), la de los italos (referible a los italiotas). Por su parte la palabra italos en griego antiguo aludía al toro joven; cuando concluyó la hegemonía de los rasena («etruscos») en Italia y comenzó la romana, los pueblos peninsulares que se coaligaron contra la incipiente potencia romana adoptaron como emblema al toro.


Historia -

Artículo principal: Historia de Italia

Mapa de Italia
Coliseo de Roma
Plaza de San Marcos de Venecia
Torre de Pisa
Mole Antonelliana de Turin






La historia de Italia es tal vez la más importante para el desarrollo de la cultura y sociedad del área mediterránea y de la cultura occidental como un todo. El país ha sido anfitrión de muchas actividades humanas en tiempos prehistóricos, de aquí que se han hallado numerosos yacimientos arqueológicos en distintas regiones: Lacio, Sicilia, Toscana, Umbría y Basilicata. Luego de la Magna Grecia, la civilización etrusca y especialmente el imperio romano, que vino a dominar el Mediterráneo por muchos siglos, tras cuya caída nació Italia como estado (Odoacro proclamado rey de Italia) llegaron al humanismo medieval y el Renacimiento, que ayudo en la formación de la filosofía y el arte europeo. La ciudad de Roma contiene algunos de los ejemplos de estilo barroco más importantes de toda Europa.

Entre los siglos XIV y XVI, Italia no era una unidad política, fragmentada en múltiples estados. En el norte existían las ciudades estado como la República de Venecia, la República de Florencia o la República de Génova. En torno a la ciudad de Roma los Estados Pontificios, y al sur el Reino de Nápoles, posteriormente conformante de la Corona de Aragón y por tanto de la Monarquía Hispánica. Dada su fragmentación, fue escenario de los intereses de las potencias europeas durante los siglos XVI, XVII y XVIII, tales como las Guerras italianas, la Guerra de Sucesión Española, el conflicto hispano-austríaco por las posesiones napolitanas, así como de las guerras revolucionarias francesas y napoleónicas. Aún hubo conflictos durante la primera mitad del siglo XIX, siglo en el que apareció el sentimiento nacionalista italiano que desembocará en la Unificación de Italia, materializada el 17 de marzo de 1861, cuando los estados de la península itálica y las Dos Sicilias se unieron formando el Reino de Italia, el cual sería organizado por el monarca Víctor Manuel II, de la dinastía Saboya, hasta entonces gobernante en Piamonte y rey de Cerdeña. El artífice de la unificación italiana, sin embargo, fue el Conde Camillo Benso di Cavour, el ministro en jefe del rey. Roma, por su parte, se mantuvo separada del resto de Italia bajo el mando del Papa y no fue parte del reino de Italia hasta el 20 de septiembre de 1870, fecha final de la unificación italiana, luego fue hecho un plebiscito en el cual se eligió a Roma como la capital de dicho Reino. El Vaticano es un enclave independiente, rodeado completamente por Italia, al igual que San Marino.

La dictadura fascista de Benito Mussolini ocurrida en 1922 llevó a Italia a una alianza con la Alemania nazi y el Imperio del Japón, lo que la condujo a la derrota de Italia tras la Segunda Guerra Mundial. Durante el transcurso de esta guerra y en los años posteriores, miles de italianos emigraron fuera del país teniendo como destino principalmente América, Francia y Alemania.

El 2 de junio de 1946, un referéndum sobre la monarquía estableció la república como sistema de gobierno italiano, adoptando el país una nueva constitución el 1 de enero de 1948. Los miembros de la familia real fueron llevados al exilio, por su relación con el régimen fascista, hasta el 10 de noviembre de 2003, cuando pudieron regresar a Italia gracias a la modificación de la constitución por el parlamento italiano.

Los Tratados de Roma de 1957 firmados por seis países europeos han hecho de Italia uno de los miembros fundadores de la Unión Europea.[2]


Gobierno y política [editar]Artículo principal: Política de Italia
Artículo principal: Organización territorial de Italia
La política de Italia se basa en un sistema republicano parlamentarista con democracia representativa. El primer ministro es el jefe de gobierno. Además, es un sistema multipartidista.

Italia se encuentra dividida en 20 regiones administrativas, divididas en provincias y éstas a su vez en municipios o comunas. De las veinte regiones, cinco (Valle de Aosta, Friuli-Venecia Julia, Sicilia, Cerdeña y Trentino-Alto Adigio) tienen un estatus especial en razón de su naturaleza geográfica, cultural o social. Las demás se someten a un estatuto común de administración.

Aunque Italia ha experimentado un desarrollo económico admirable desde la Segunda Guerra Mundial, y ahora se la considera entre las siete naciones más ricas del mundo, en el aspecto político Italia deja mucho que desear. Y a pesar de los esfuerzos que se han hecho por "limpiar" la política italiana, aún pervive una sensación generalizada de que es el país más caótico y corrupto de Europa. La política italiana suele ser oscura, y en el parlamento se tejen todo tipo de alianzas y pactos secretos. En el sur de la península y en la isla de Sicilia, la mafia tiene tanto o más poder que el Estado, llegando a controlar periódicos, jueces y policías. En 1992, el asesinato de Giovanni Falcone, un magistrado que investigaba el crimen organizado, y la subsecuente campaña de manos limpias que se desató conmocionaron a las instituciones italianas, pero tras años de intensas investigaciones, los resultados han sido magros. Sobre el actual primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, siempre ha sobrevolado el fantasma de la corrupción, pero ello parece no importarle a los italianos, que lo eligieron primer ministro dos veces.


Derechos humanos [editar]En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia en los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Italia ha firmado y/o ratificado:

Estatus de los principales instrumentos internacionales de derechos humanos.[3]
Italia CESCR[4] CCPR[5] CCPR-OP1[6] CCPR-OP2-DP[7] CERD[8] CEDAW[9] CEDAW-OP[10] CAT[11] CRC[12] CRC-OP-AC[13] CRC-OP-SC[14] MWC[15]
Pertenencia
Firmado y ratificado, firmado pero no ratificado, ni firmado ni ratificado.
Italia ha firmado y ratificado el órgano en cuestión, pero también reconoce la competencia de recibir y procesar comunicaciones individuales por parte de los órganos competentes.



Geografía de Italia
El relieve presenta cuatro grandes unidades regionales: al Norte, un sector continental dominado por los Alpes; a sus pies, la llanura del Po; al Sur un sector peninsular articulado por los Apeninos; y finalmente las tierras insulares.

El sistema alpino extiende por territorio italiano la casi totalidad de su vertiente meridional. En este gran conjunto montañoso destacan las formaciones calcáreas de los Dolomitas (Marmolada, 3.342 m de alt.) y en el sector cristalino, de formas más agrestes, algunas de las principales cumbres de todo el sistema alpino: Monte Rosa (4.634 m), Cervino (4.478 m). Algunos pasos de montaña (Mont Cenis, Simplon, Brennero) facilitan la comunicación con las regiones vecinas. La región prealpina presenta largos y profundos valles, con numerosos lagos: Garda (370 km²), Mayor, Como, Iseo. Al Sur de los Alpes, entre éstos y los Apeninos, se extiende la llanura del Po (el río más largo del país, con 652 km de longitud), fosa tectónica rellenada por los depósitos sedimentarios aportados por los ríos que descienden de los Apeninos y, especialmente, de los Alpes (Adigio, 410 km; Piave), y que avenan la llanura que se abre al mar Adriático por el litoral NE de Italia.

El resto de llanuras italianas, aunque numerosas, son de escasa extensión, y se localizan preferentemente en el litoral tirrénico, formadas por importantes ríos (Arno, Tíber) o por llanuras costeras (Maremma, Agro Pontino). La cadena de los Apeninos constituye la espina dorsal de la península italiana, y en ella se distinguen tres sectores: los Apeninos septentrionales, los de menor altura y de formas más suaves (monte Cimone, 2.163 m); los Apeninos centrales, también denominados Abruzos, que constituyen el techo de la cadena (Gran Sasso, 2.914 m), y presentan modelados de tipo cárstico; por último, los Apeninos meridionales, que tienen su punto culminante en el monte Pollino (2.271 m). A ambas vertientes de la cadena se extienden formaciones de colinas, denominadas Subapeninos o Antiapeninos, destacando las del reborde O, donde se elevan algunos volcanes (Vesubio, monte Amiata, Campos Flégreos).

En el extremo S de la península Itálica, la isla de Sicilia es considerada una prolongación de los Apeninos (montes Nebrodi, Peloritani, Madonia), destacando el monte Etna, que con sus 3.345 m de alt. es el volcán activo más alto de Europa. La isla de Cerdeña es asimismo montañosa (montes de Gennargentu), aunque cabe destacar la fosa tectónica de Campidano, entre Oristano y Cagliari.

La climatología italiana, si bien tiene carácter mediterráneo, presenta notables variaciones regionales. En primer lugar, por efecto de su considerable extensión en latitud: medias anuales en Milán de 23 °C en julio y 1,5 °C en enero, mientras que en Palermo, dichas medias son de 26,2 y 11 °C. Por otro lado, debido a las condiciones orográficas: los Alpes, que actúan de barrera ante los vientos del Norte, registran las mayores precipitaciones (de 3.000 a 3.800 mm anuales); los Apeninos, por su parte, establecen una clara distinción entre sus dos vertientes: la tirrénica, que queda expuesta a las corrientes húmedas del Oeste, y la vertiente adriática, a sotavento de dichas influencias (menos de 500 mm anuales en Apulia).

Véase también: Entorno natural de la Unión Europea

Ecología [editar]La mayor parte de Italia corresponde al bioma de bosque mediterráneo, aunque también están presentes el bosque templado de frondosas, en el valle del Po y en los Apeninos, y el bosque templado de coníferas en los Alpes.

Según WWF, el territorio de Italia se reparte entre ocho ecorregiones diferentes:

Bosque templado de frondosas
Bosque mixto de los Alpes Dináricos, en el extremo este, en la frontera con Eslovenia
Bosque mixto del valle del Po, en la llanura padana
Bosque montano caducifolio de los Apeninos
Bosque templado de coníferas
Bosque de los Alpes
Bosque mediterráneo
Bosque caducifolio de Iliria, en la costa de la región de Trieste
Bosque mixto montano de los Apeninos meridionales
Bosque mixto y esclerófilo del Tirreno y el Adriático, en las tierras bajas costeras de la mitad sur de la península Itálica y Sicilia. Incluye también la totalidad de Cerdeña, el archipiélago Toscano (entre Córcega e Italia continental), Pantelaria y las islas Pelagias
Bosque esclerófilo y semicaducifolio de Italia, en el resto del país.También Roma era una nalga

Economía [editar]Artículo principal: Economía de Italia
Exportaciones a Importaciones de
País Porcentaje País Porcentaje
Alemania 14,5% Alemania 17,7%
Francia 12,2% Francia 11,1%
Estados Unidos 9,7% Países Bajos 6,2%
Reino Unido 6,7% Reino Unido 5,1%
España 6% Estados Unidos 4,9%
Otros 50,9% Otros 55%
La actividad industrial ha sido el motor del desarrollo italiano, y el actual eje de su economía. Frente a ello, las actividades agrícolas han experimentado un considerable retroceso, tanto en ocupación de la población activa (7,3%), como en su participación en el PIB (3,7%). La producción agrícola no abastece la demanda alimenticia de la población, y es especialmente escasa en la rama ganadera: bovino (Cerdeña), porcino (Emilia-Romaña). La agricultura se halla más extendida, con cultivos de cereales (trigo, arroz —primera productora europea—, maíz), leguminosas, plantas industriales (remolacha azucarera), hortalizas (pimientos, berenjenas, tomates y cebollas) y flores. Mención especial merece la fruticultura (peras, melocotones y manzanas en Emilia, Véneto y Campania; agrios en Sicilia), el olivo (en Liguria y el Mezzogiorno), que genera la segunda producción mundial de aceite (435.300 t), y finalmente, la vid, cuyo cultivo sitúa a Italia a la cabeza de la producción mundial de vinos (68,6 millones de hl), reconocidos internacionalmente por su calidad.

Demografía de Italia

Evolución demográfica de ItaliaItalia es un país muy homogéneo tanto lingüística como religiosamente, pero es diverso cultural, económica y políticamente. Italia posee la quinta mayor densidad poblacional en Europa, con un promedio de 198 personas por kilómetro cuadrado.

A partir de los años sesenta del siglo XX la población italiana experimentó un cambio en su ritmo de crecimiento, que decreció hasta el 0,0% de media anual entre 1985–1990: el descenso de la tasa de mortalidad fue acompañado por un descenso considerable de la tasa de natalidad. El cambio en las tendencias demográficas afectó asimismo los tradicionales movimientos migratorios que hasta entonces habían hecho de Italia una de las mayores reservas de mano de obra de Europa y América. Italia pasó a convertirse en punto de llegada de inmigrantes del Tercer Mundo, pero, sobre todo, se establecieron importantes corrientes migratorias internas, con un movimiento masivo de población del Sur hacia Roma y el Norte industrializado (Turín, Milán, Génova, Venecia y Bolonia), pero no hacia el noreste, que aún era muy pobre, que no ha hecho sino radicalizar las diferencias entre el norte y el sur. La concentración de la población italiana en los núcleos urbanos (69 % de población urbana) ha generado una red homogénea de grandes ciudades, que desempeñan el papel de centros regionales (Nápoles, 973.132 hab.; Turín, 908.263; Palermo, 663.173; Génova, 610.887; Bolonia, 372.256, y Florencia, 364.710), con dos destacados núcleos a nivel nacional; Roma (2.718.768 hab.), la capital política, y Milán (1.299.633), la capital económica.

Los grupos minoritarios son pequeños, siendo el mayor de éstos el de habla alemana en el Tirol del Sur (según el censo de 1991, la población se encuentra compuesta por 287.503 personas de habla alemana y sólo 116.914 de habla italiana) y los eslovenos alrededor del Trieste.

Otros grupos minoritarios con lenguajes parcialmente oficiales incluyen la minoría de habla francesa en la región del Valle d'Aosta; los sardos, los sicilianos, el idioma ladino en las montañas dolomitas y el catalán en el Alguer.

A pesar de ser el catolicismo romano la religión predominante (85% de la población), existen comunidades maduras de protestantes y judíos y una comunidad creciente de origen musulmán.

Italia tiene 59.762.887 habitantes (Istat 04.2008), y está compuesta étnicamente (datos 2006) por 97,6% de europeos (Italianos 95,5% + otros europeos 2,1%), 1,1% de africanos (mayoría de marroquíes), 0,7% de asiáticos (mayoría de chinos), 0,4% de americanos (mayoría de colombianos y ecuatorianos) y 0,2% de otros.[16]

Véase también: Demografía de la Unión Europea y Migración en la Unión Europea
Cultura de Italia
Fiestas Fecha Nombre en castellano Nombre local
1 de enero Año nuevo Capodanno
6 de enero Epifanía Epifanía
Móvil Domingo de Pascua Domenica di Pasqua
Móvil Lunes de Pascua Lunedì dell'Angelo
25 de abril Aniversario de la Liberación Liberazione
1 de mayo Día del Trabajo Festa del Lavoro
2 de junio Fiesta de la República Festa della Repubblica
15 de agosto Asunción de María Assunta (Ferragosto)
1 de noviembre Día de Todos Los Santos Tutti i Santi
8 de diciembre Inmaculada Concepción Immacolata Concezione
25 de diciembre Navidad Natale
26 de diciembre Día de San Esteban Santo Stefano

David de Miguel ÁngelItalia es reconocida por su arte, cultura y numerosísimos monumentos, entre ellos la torre de Pisa y el Coliseo romano; así como por su gastronomía (platos italianos famosos son la pizza y la pasta), su vino, su estilo de vida, su pintura, su diseño, cine, teatro, literatura y música, en particular la ópera.

El período del Renacimiento europeo comenzó en Italia durante los siglos XIV y XV.


Gastronomía de Italia
La gastronomía de Italia es muy variada: el país fue unificado en el año 1861, y sus cocinas reflejan la variedad cultural de sus regiones así como la diversidad de su historia. La cocina italiana está incluida dentro de la denominadas gastronomías mediterráneas y es imitada, así como practicada en todo el mundo. Es muy corriente que se conozca a la gastronomía de Italia por sus platos más famosos que son la pizza, la pasta y el risotto, pero lo cierto es que es una cocina donde existen los abundantes aromas y los sabores del mediterráneo. Se trata de una cocina con la que se ha sabido perpetuar las antiguas recetas como la polenta (alimento de las legiones romanas) que hoy en día puede degustarse en cualquier trattoria italiana.


Literatura de Italia
La literatura italiana es toda aquella literatura que se haya escrito en el idioma italiano. La configuración política de Italia y su unificación como estado único fue en el siglo XIX, momento en el cual se adopta el dialecto toscano como lengua oficial con la denominación de idioma italiano; esta decisión fue tomada fundamentalmente debido a la larga tradición literaria y a las grandes figuras de la literatura que habían utilizado dicha lengua previamente. Por ello, se consideran como autores en italiano a todos aquellos que hayan utilizado dicha lengua, independientemente de que en su época Italia existiera ya como estado único independiente con idioma oficial propio.

Durante la Edad Media y el Renacimiento autores como Dante Alighieri y Francesco Petrarca ejercieron una gran influencia sobre la literatura europea en general y española en particular; siendo adoptadas algunas formas estróficas como el soneto, la lira o la octava real, al popularizarse los versos endecasílabos y octosílabos.


Deportes

Italia es un país que también posee tradición deportiva. Especialmente el fútbol es la rama deportiva predominante en la nación italiana, ya que se practica desde el siglo XVI el llamado calcio florentino (que consistía en dos equipos de 27 jugadores con 22 jugadores y 5 porteros, donde el objetivo era sumar más puntos que el equipo rival). Ésta era la variante del fútbol que se conoce hoy en día.

El calcio se ha intensificado a nivel local, llegando a fundarse en 1898 la Federación Italiana de Fútbol, que se encarga de los campeonatos de fútbol de clubes y de la selección nacional. A nivel de clubes, Italia cuenta con tres clubes campeones de Europa, como lo son el AC Milan, Inter de Milán y Juventus. El AC Milan es el club que más títulos internacionales ostenta (18 hasta la fecha); el Inter es el otro grande aunque últimamente no ha hecho campañas aceptables en Europa. Juventus es el club que más títulos ha logrado a nivel nacional, y a nivel internacional es el único club en ganar todas las competiciones oficiales de clubes (Copa de Europa, Recopa, Copa UEFA, Supercopa Europea, Copa Intercontinental y Copa Intertoto). Tampoco se debe olvidar a clubes como la SS Lazio, Fiorentina, SSC Napoli, y la UC Sampdoria, clubes que también lograron títulos europeos.

La Selección de fútbol de Italia es la selección que ha ganado cuatro Copas del Mundo FIFA (1934; 1938; 1982 y 2006); aparte de una Eurocopa, en 1968. De hecho, ha logrado alcanzar el número 1 del ránking de la FIFA en 1993 y 2007.

También, el automovilismo forma parte de la nutrida historia deportiva de Italia. Es sede de la famosa escudería Ferrari, la escudería más reconocida en disciplinas como la Fórmula 1. También, el Gran Premio de Italia es una de las competencias más importantes a escala internacional.

En motociclismo cabe destacar al piloto de Moto GP Valentino Rossi 8 veces campeón mundial.

El ciclismo es la otra disciplina que ha tenido importancia. Este país también posee su propia competición, como es el Giro de Italia.

El rugby es muy importante en Italia . Italia participa con Francia, Inglaterra , Gales , Irlanda e Escocia en el torneo Seis naciones y es una potencia mundial en el mundo del rugby .

Italia en los Juegos Olímpicos

«Balance demográfico por mes en 2009» (en italiano). romastatistica.it (2009). Consultado el 26/03/2009.
↑ «50 años de integración europea» (en español). Deutsche Welle 19.03.2007 (2007). Consultado el 11/04/2008.
↑ HRC (10 de enero de 2003). «Lista de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas que son parte o signatarios en los diversos instrumentos de derechos humanos de las Naciones Unidas» (en español) (PDF). Consultado el 5 de abril de 2009.
↑ Pacto Internacional de Derechos económicos, Sociales y Culturales, vigilado por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
↑ Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vigilado por el Comité de Derechos Humanos.
↑ Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vigilado por el Comité de Derechos Humanos.
↑ Segundo Protocolo Facultativo destinado a abolir la pena de muerte.
↑ Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, vigilada por el Comité para la Eliminación de Discriminación Racial.
↑ Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, vigilada por el Comité para la Eliminación de Discriminación contra la Mujer.
↑ Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.
↑ Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, vigilada por el Comité contra la Tortura.
↑ Convención sobre los Derechos del Niño, vigilada por el Comité de los Derechos del Niño.
↑ Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación en los conflictos armados.
↑ Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía.
↑ Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares. La convención entrará en vigor cuando sea ratificada por veinte estados.
↑ «Salastampa» (en italiano). istat.it (2005). Consultado el 11/04/2008.